Cultura/Espectáculos
Compartir | | Ampliar Reducir

Alvaro Escobar debuta con late show: "Nunca es tarde para probar"

En marzo regresa a la animación con "Más vale tarde", su primer programa de trasnoche en Mega. En año de elecciones presidenciales, espera entrevistar a Bachelet, Golborne y Allamand. Su candidato, nuevamente, es Marco Enríquez-Ominami.

por:  La Segunda
viernes, 15 de febrero de 2013
Imagen
Imagen
jQuery Carousel

"Allamand representaba una derecha muy interesante"

En 2009, Escobar trabajó 100% para la candidatura presidencial de Marco Enríquez-Ominami. Este año también votará por él. "Creo que es la alternativa más democrática... Tal vez haya otras opciones mejores, pero para mí no", afirma. "Hay una opción conocida, con la que trabajé como diputado de la República, que es Michelle Bachelet. Pero siento que (MEO) tiene una propuesta nueva, que quiero que me ilusione, que me dé la esperanza". -¿Qué opinas del silencio de Bachelet? -Sería más interesante para todos que ella hablara, en vez de que se especulara... Me encantaría tenerla en el late. Sería precioso. Sería bonito reencontrarme con ella. -¿Quieren llevar a los otros candidatos? -Quiero invitar a Laurence Golborne, a quien no conozco personalmente. También a Andrés Allamand, a quien sigo desde que estaba en la Escuela de Derecho, cuando yo era dirigente estudiantil. Me parecía que representaba una derecha muy interesante. -Los que no piensan como uno no son adversarios ni enemigos, son amigos que piensan distinto.

"Trato de entender qué es lo que he hecho para merecer esto", dice riéndose Alvaro Escobar (46) sobre su nuevo proyecto televisivo: "Más vale tarde" , su primer late show en Mega, que debuta en marzo y que irá de lunes a viernes entre las 00:30 y las 02:00 horas.

"Tengo más curiosidad que ansiedad anticipatoria... Estoy muy agradecido de que me hayan llamado. Un gran mérito que se lo atribuyo a los maestros (espirituales). ¡Qué bien que estamos todos de acuerdo!", lanza una carcajada.

Pasó toda una mañana grabando la promoción del programa, que recorrerá sus diferentes facetas: Su paso como futbolista de la Sub-16 de la U. de Chile, sus estudios de Derecho, sus protagónicos en teleseries, su pasión por la radio y su rol como diputado: "Es una pequeña síntesis en 30 segundos... Finalmente, nunca es tarde para probar algo nuevo. Me gusta jugar con esa frase".

"Más vale tarde", además, sentirá el pulso de la audiencia a través de Twitter. De hecho, el productor ejecutivo es Pablo Alvarado, el responsable del fenómeno en que se transformó "Mentiras Verdaderas", en La Red.

"Será en vivo y en directo, para la gente que quiera insultarnos. Las redes sociales son muy propicias a la mala leche. Les prestaremos una utilidad a las personas angustiadas y enojadas. ¿Me quieren agarrar a chuchadas? Aquí estoy. Pégueme", desafía.

Será el horario que ahora ocupa "En pauta", el programa de noticias de Soledad Onetto, que sale del aire a fin de mes.

Tras el éxito de "Esperanza" (TVN), la primera teleserie de las 14 horas, Escobar no pensaba retornar al género. Entretanto, apareció la propuesta de conducir el estelar de concursos "Divididos", de la misma estación. La sintonía no lo acompañó. "No me sobrepuse a nada. Nunca consideré que fuera un fracaso de rating, porque no tenía que ver conmigo. Si hubiese sido responsable, me hubiera sentido pésimo, pero no era así. Era muy difícil que ese programa tuviera su propio ser... Lo veía en mi casa... hasta que dejé de hacerlo", cuenta.

Hoy está entusiasmado con el late. Piensa en la confianza como el modo más efectivo para lograr una buena entrevista: "Soy el responsable directo de generar ese vínculo. El invitado se podrá sentir muy protegido con lo que hago, eso lo garantizo".

-¿Cuáles son tus atributos para la conducción de "Más vale tarde"?

-La espontaneidad y un fluir con la vida. Hay algo que me interesa y me preocupa: La vida de las personas, que son sagradas. He descubierto que me obsesiona, porque además ilumina e irradia a mucha gente. Es el momento donde uno está más propenso a escuchar, el que antecede al sueño. Se tienen que tocar contenidos muy delicados para influir de manera muy potente y positiva en el tutito. Cerrar el día de esa forma es un broche de oro... Hay que estar muy receptivo a los contenidos, pero también a la vida de los otros. El interés debe ser profundo, sincero y auténtico.

-Tú ganaste "Vértigo". ¿Eso dio a pie para probarte en el nuevo formato?

-A propósito de la sincronía, estoy seguro de que así fue... Los años en la Cámara de Diputados fueron cuatro años alejado de las actividades más lúdicas, felices, las que eran menos serias y áridas. Ahora, la gente dice: "De veras que él era livianito. Ya no es el de las reformas constitucionales o el de las campañas presidenciales". Esa fue una reacción generalizada, que me sorprendió mucho.

-¿Te influenciaste en el trabajo de Julio César Rodríguez, Vasco Moulian o Eduardo Fuentes?

-El late de Julio César Rodríguez lo seguí mucho en un momento, porque tenía que estar muy al tanto de la actualidad. Fui invitado muchas veces... Uno tiene referencias espontáneas, pienso también en "Ultima Mirada" y "Medianoche". Pero aquí el énfasis está puesto en la entretención, de manera muy aguda. Estos programas han estado al mando de "entertainers" más que de periodistas.

-"Mentiras Verdaderas" también es una referencia, más que una inspiración. Desde que sé que tengo esta responsabilidad, he escuchado muy atentamente las entrevistas radiales, donde existe un ritmo más bonito.

-En ese sentido, ¿qué características debe tener un late en la TV abierta, a diferencia del cable?

-Debe haber versatilidad con los propios contenidos, que no se hacen en un laboratorio. Nacen del sólo hecho de estar habitando el mundo y estar con las antenas bien paraditas. Puedo dar fe de que el equipo detrás del late ha demostrado la capacidad de estar en sintonía con el público, de ser permeable y de descubrir lo que la gente realmente quiere ver a esa hora.

"El acto de comunicar es básicamente político"

Alvaro fue diputado por el Distrito N° 20 (Cerrillos, Estación Central y Maipú) durante el período 2006-2010. En la actualidad, descarta un futuro como parlamentario.

"En estos tres últimos años el tema ha sido la identidad, entender quién soy. Ya no tengo 20 años... Uno puede tener opinión, interés o vocación por la política, pero no significa que vaya a asumir un rol en la Cámara. La vocación de hacer ciudadanía está en un lugar relevante para la misma, que son los medios de comunicación", enfatiza.

"Siempre quiero hacer política, pero creo que el acto de comunicar es básicamente político. El papel que estoy cumpliendo con un programa de esta naturaleza es informar y estar conectado con el ser humano... Me es mucho más bonito ejercer la política en un espacio como ése. La tentación de volver en este tiempo no ha estado. Sí tengo interés; si no lo tuviera, ¡sería muy malo para el programa!".

-Plasmarás esa experiencia en el late...

-Por supuesto, aunque es bonito tomar distancia. Además, este es año es de elecciones, tendré invitados con los que trabajé y con los que me tocó pelear (risas). Pero manejaré esas situaciones con la serenidad de saber el lugar que cada uno está ocupando. Tendremos invitados de todos los espectros.

-Llegas a Mega justo cuando vive una importante reestructuración en manos de sus nuevos dueños.

-Nuestro programa está inserto en ese afán: Abrir la línea editorial, profesar la confianza de que uno puede expresarse y contribuir en la nueva identidad de Mega. Me tocó trabajar en dos momentos del canal. La primera vez hice "Operación Triunfo" (2003) y, después, dos temporadas de "Autopsia" (2004-2005).

-La segunda temporada fue la última, porque uno de los capítulos contaba la historia de una joven que se había realizado un aborto y que falleció. Se me solicitó entonces que, al final del programa, dijera que nosotros estábamos en contra del aborto. Yo no promuevo que se haga, pero tampoco voy a castigar a alguien. Esa fue la última vez que trabajé en Mega... Me alegra estar aquí de nuevo con esta coincidencia de criterios, donde ya no se juzga a nadie, sino que se transmite.

En la versión local de "Modern Family"

Además de su late, en marzo también deberá "desdoblarse" para las grabaciones de "Familia Moderna", en Mega, la versión local de la exitosa "Modern Family" (Fox). Compartirá roles con Nidyan Fabregat y Patricio Contreras, entre otros.

En su regreso a las series -tras "Justicia para todos" (2004) y "Tiempo final: en tiempo real" (2005), en TVN-, Alvaro interpretará a Phil (en la ficción, Ty Burrell), un agente inmobiliario y padre fantástico.

"Estoy trabajando con un personaje que siempre tiene mucho sueño. Por si el late me lo cobra", se ríe él.

Por otro lado, este año dedicará bastante tiempo a las tablas.

"Visitando al Señor Green", la obra que reestrenó en enero para abrir su Teatro La Aurora, en Av. Italia, vuelve en abril:

"A juzgar por la gran convocatoria, es probable que la montemos durante todo el 2013. Es una obra muy bonita".

Otro proyecto que espera retomar es su banda Todavía No Es Nunca : "Son esas cosas que no terminan nunca, porque son complicidades. Para juntarnos a ensayar no es como «vayamos a tomar un tecito»... ¡Es complicado hacerse el tiempo!".

¿Y volver a la radio, su pasión por 16 años? "Me gustaría mucho, porque es una de las cosas que más atesoro", concluye.

Queremos conocerte. Por favor, responde esta encuesta.
Redes sociales
Redes sociales
Portada

Cultura/Espectáculos

Vea más notícias de último minuto

Cerrar

img