Cultura/Espectáculos
Compartir | | Ampliar Reducir

Jorge Drexler lanza aplicación musical en que las personas completan las canciones

"n" es el nuevo trabajo musical de Drexler, pero no es el nuevo disco del uruguayo afincado en España.

por:  DPA
jueves, 29 de noviembre de 2012

Madrid.- Jorge Drexler decidió un día dejar de quejarse, según dijo hoy él mismo, y pasar a la acción. En vez de criticar los usos de las nuevas tecnologías que han hecho caer las ventas de discos, el cantante uruguayo se unió a ellas.

El resultado es "n", algo difícil de explicar porque hasta ahora no se había hecho nada parecido. "n" es el nuevo trabajo musical de Drexler, pero no es el nuevo disco del uruguayo afincado en España.

Es una aplicación de canciones para tabletas y celulares inteligentes, tres canciones que el artista, de 48 años, escribió y produjo para ser transformadas y editadas por los usuarios en sus terminales.

"No es un proyecto tecnológico, es un proyecto de canciones en el que la tecnología es una herramienta poética, no un fin en sí mismo", explicó en Madrid un Drexler con pocas horas de sueño por la emoción del lanzamiento pero exultante, que habló con la ilusión de un niño ante un deseado juguete nuevo.

"Es un ejercicio de canciones que intentan buscar nuevos espacios de expresión".

El nombre del proyecto viene del símbolo matemático para una serie de números naturales. Son tres canciones combinatorias donde el azar y el oyente intervienen en el resultado final, recombinando los componentes individuales de los temas, que adquieren así "n" resultados posibles.

La aplicación para Samsung es gratuita.

"Habitación 316", "Madera de deriva" y "Décima a la décima", las tres canciones, hay que entenderlas como un proceso creador compartido con el oyente, carentes de una única versión definitiva.

Siempre innovador y en busca de sonidos y retos nuevos, el Drexler que en sus conciertos juega con los bucles y funde poesía y electrónica se lanzó a algo desconocido junto a su discográfica, Warner, Samsung y a la empresa española de aplicaciones Wake App.

Fue año y medio de esfuerzo, de mucho ensayo y error, de muchas noches sin dormir, año y medio en el que una "pandilla de lunáticos", como se califica a él mismo y a sus compañeros de proyecto, trabajó muchas veces sin saber si las cosas llegarían a buen puerto.

"Era como jugar a la piñata en una habitación oscura", decía un Drexler que, como ahora el oyente con sus canciones, experimenta consigo mismo continuamente: tan pronto es cantautor como protagonista en la última película de Daniel Burman o compone para otros y colabora con otros artistas.

Ahora es consciente de que este proyecto, por innovador, puede llevar tiempo hasta que sea entendido, sobre todo por la complicación de explicar algo que realmente se entiende de verdad solo cuando se tiene la aplicación en la mano.

En "Habitación 316", con versión también en inglés y disponible desde hoy, el uruguayo invita a construir y deconstruir la historia de dos personas que se encuentran en un cuarto de hotel y en él se acercan o se alejan, se unen o se retraen, entran o no en contacto mientras se van descubriendo, según quiera el oyente.

Porque en la "aplicanción", como la denominó Drexler, el oyente va viendo aparecer círculos concéntricos en los que va eligiendo los versos y las estrofas.

"Son versos breves que se combinan como pequeños ladrillos", explicó.

El proceso ha sido agotador. "Estuve como un año escribiendo estrofas de forma que todas combinaran".

En "Madera de deriva", disponible desde el 12 de diciembre, el uruguayo habla del aprendizaje en la deriva de la vida. En ella, el texto es fijo y es en la música, interpretada por la Orquesta de Euskadi, en la que el oyente tiene la palabra.

Cual director, decide qué instrumentos entran, salen y cuándo. Pero éstos se van abriendo mientras él -y su teléfono- acumulan un recorrido. Antes de salir de casa, las posibilidades no serán las mismas que una vez haya andado tres kilómetros.

"La canción tiene que recorrer lugares diferentes para completarse", explicó Drexler.

A él mismo le faltaban hoy varios instrumentos: la distancia a la Gran Vía madrileña, donde presentó "n", no es mucha desde el barrio de Chueca, donde vive con la actriz y cantante Leonor Watling y los dos hijos que tiene con ella.

En "Décima a la décima", el oyente elige en triángulos entre las voces de diez intérpretes que han colaborado con Drexler y va cambiando también los versos.

El siguiente reto serán los conciertos. ¿Cómo se interpretan unos temas de los que hay un sinfín de versiones?

"Yo nunca me planteo las limitaciones que puede tener un proyecto en vivo después", dijo el artista.

La solución, según propuso entre risas, podría ser entregar celulares en sus actuaciones.

Queremos conocerte. Por favor, responde esta encuesta.
Redes sociales
Redes sociales
Portada

Cultura/Espectáculos

Vea más notícias de último minuto

Cerrar

img