Cultura/Espectáculos
Compartir | | Ampliar Reducir

Javiera Parra: "Estamos abriendo la gran era donde Violeta se instalará"

Después de ocho años, y junto a Los Imposibles, lanzó "El árbol de la vida", disco tributo a su abuela. Habla de su debut en TVN y del Cervantes de Nicanor. Y enfatiza: "Violeta murió no teniendo el reconocimiento que merecía".  

por:  La Segunda / Nayive Ananías G.
viernes, 03 de agosto de 2012

Los Imposibles en pleno: Cuti Aste, Cristián López, Javiera, Marcelo Filippi y Jorge Coyote.


El reciente álbum de Javiera Parra y Los Imposibles, "El árbol de la vida" , es incomparable con otros hitos de su discografía, como el debutante "Corte en trámite" (1995) o el exitoso "AM" (2001), un compilado de covers del repertorio romántico en español, que desprendió hits como "La maldita primavera", o "El poder del mar" (2004).

La diferencia radica en la naturaleza de las canciones: Aquí, la intérprete nacional homenajea a su abuela, la icónica Violeta Parra. Y precisamente su título proviene de una de sus arpilleras. "Violeta tiene varios árboles de la vida. Hay raíces que transforman un árbol, donde había una mujer, un hombre y un gato a punto de comerse un pájaro. Esto tenía mucho significado para ella, como para mí también. Lo que muere del árbol, nutre la tierra y eso se devuelve, como un ciclo", señala Javiera.

La banda trabajó en 11 temas, como "Me gustan los estudiantes", "En los jardines humanos", "Run Run se fue pa'l Norte", "Rin del angelito", "La jardinera" y "Qué he sacado con quererte" -estos dos últimos, singles-, los que serán presentados el 16 de agosto, en el Nescafé de las Artes, y el 18, en el Municipal de Valparaíso.

Para el show del 16 estará invitado Manuel García. "También estará Angela Acuña y Felicia Morales, en cuerdas, y mi hermano Angel (Los Tres y Angel Parra Trío)... Manuel está muy ocupado, me tengo que dar con una piedra en el pecho que pueda acompañar. Está más pedido que el pan amasado", comenta riéndose.

"Será un concierto súper bonito y único, porque tiene una infraestructura muy grande en lo audiovisual. Tiraremos toda la carne a la parrilla... Nos permitimos tocar el disco completo".

-¿Era el momento de tributar a Violeta?

-Sí, totalmente. Me da risa cuando escucho comentarios como: "¡Hasta cuándo fagocitan de la imagen de Violeta!". Llevo 20 años de carrera y nunca le había hecho un tributo, excepto una canción por ahí (en la teleserie "La Fiera"). Es lo típico de siempre, el chaqueteo eterno. Nos demoramos todo este tiempo por algo, porque era importante tener un sonido... En ese sentido, el tributo se hizo en un súper buen momento.

-Además, interpretar a la Violeta, a los 40 años, no tiene nada que ver con hacerlo a los 20. Sus canciones están plagadas de emociones fuertes, verdades, injusticias, de mucha muerte y vida, amor y dolor... En los últimos años han pasado cosas súper fuertes, y conocer estos sentimientos me ha hecho enfrentar el disco de otra manera.

-Algunos de esos hechos fueron el nacimiento de tu hijo y la muerte de tu madre...

-Sí. Mi sentimiento más heavy fue que toda la vida crecí siendo hija. Aunque mi padre (Angel Parra) está vivo, siento que ahora yo soy la madre... La muerte de mi madre me dejó un tiempo en el suelo, me costó rearmarme. Por eso, el disco demoró en salir... Me costaba mucho cantar a Violeta, porque mi mamá amaba "Una copla me ha cantado". Ella era una gran fan de la Violeta. Siempre que estaba cantando pensaba: ¿Qué opinaría mi mamá sobre esta versión? Me daba mucha pena.

-Ahora tengo el interés por una vida, por reírme y gozar. Todo eso hace que uno empatice mucho con las letras más simples de la Violeta, donde habla, a veces, de cosas sencillas, como la naturaleza... En mi caso, la vida se me va en mi familia, en el amor que siento por mi pareja, en mi hijo y en los que me rodean. Todo lo demás me importa bastante poco. Los motores de la vida son, finalmente, el amor. Violeta deja muy claro en su obra que ése es el motor de su vida.

"Se nos quedaron tantas canciones en el tintero"

En un principio, el grupo -compuesto por Cristián López, Marcelo Filippi, Cuti Aste y Jorge Coyote- planificaba editar dos volúmenes de "El árbol de la vida".

Por el momento, tal proyecto está en stand-by: "La verdad, se nos quedaron tantas canciones en el tintero. Habría sido muy ambicioso hacer un disco de 20 canciones. Además, tenía la urgencia de sacarlo ¡ya! Este disco se había anunciado mucho y eso se vuelve muy tedioso para uno... Sería súper lindo hacer otro e invitar a muchos amigos para que participen".

-Llama la atención que no esté "Gracias a la vida".

-"Gracias a la vida" tiene un millón de versiones, en todos los idiomas, que nadie necesita conocerla. Y existe la versión incomparable de la Violeta con su cuatro, cantando con esa voz maravillosa. Hay tantas otras canciones que merecen presentación, como "Dos palomitos" o "Una copla me ha cantado". ¿Por qué desperdiciar un track en una canción archiconocida?

-Este no es un disco winner , no está la intención de que nos toquen en todas las radios, porque sabemos que es difícil, alternativo y no comercial. Nos esforzamos en profundizar en la obra más desconocida de Violeta y dársela a conocer a las nuevas generaciones. Ojalá a la gente le picara el bicho de conocer estas canciones en las versiones originales.

-Imagino que es distinto cantar temas de Violeta que los tuyos, como "Te amo tanto"...

-Súper distinto, porque me ubico en otro lugar. Todas las canciones de Los Imposibles tienen una cosa muy cándida, aunque sean despechadas, mi timbre es menos dramático. No digo que ahora me transformé en una Violeta Parra, pero sí hay canciones que las interpreto con mucho más corazón... Cuando grabamos con Manuel (en "Qué he sacado con quererte" y "Run Run se fue pa'l Norte"), le dije: "La voz te sale totalmente distinta". Y él estaba muy sorprendido. Le sale muy nortino, como un huaino triste. Cuando terminamos de grabar, nos dimos cuenta que hubo momentos místicos, de cerrar los ojos y dejarse invadir por Violeta.

"Hace poco armé a Violeta como una mujer tierna"

Con el transcurso de los años, Javiera ha adquirido ciertos rasgos de su abuela: "Mi papá me ha dicho que me parezco mucho físicamente a Violeta, antes que tuviera viruela a los 18 años. Hay gestos que le recuerdan a ella".

A pesar que no la conoció, "en los últimos años he podido crear una imagen de ella... La veía como todos: Gigante en su obra, fuerte, aguerrida, inteligente, lúcida y muy enamorada. Hace poco armé a Violeta como una mujer tierna, dulce y especial. A veces pienso: ¿Qué opinaría de mi trabajo?, ¿qué cercanía tendríamos?".

También está feliz con la inauguración del Museo Violeta Parra, a fin de año, donde se exhibirán esculturas, arpilleras y pinturas. Estará ubicado en Vicuña Mackenna, a pasos de Plaza Italia: "Había una responsabilidad, porque no existía un lugar para que la gente conociera su obra. Esa deuda será saldada".

-¿Qué opinas de que el 2011 haya sido "el año de Violeta"?

-Quiero creer que éste es el comienzo de una era donde la Violeta será reconocida y ocupará el lugar que merece... Es súper importante su valorización. Quiero creer que el 2011 no fue el año de Violeta Parra, sino que estamos abriendo la gran era donde Violeta se instalará.

-¿Qué te pareció la película "Violeta se fue a los cielos"?

-Creo que incentivó a mucha gente a conocer a la Violeta, y me gustó mucho. La encontré muy fina, hecha con mucho cariño. La película no puede estar acotada para que todos queden contentos, y nunca pretendió ser una Wikipedia de Violeta Parra. Es maravilloso que haya una película de Violeta. ¡Ojalá hubiera 5 diferentes!... Pero estaba el eterno boicot de tirar por la borda un algo bien hecho, me parece vergonzoso que se critique el esfuerzo. Además, la interpretación de Francisca Gavilán es increíble. La vi estudiando con mi papá tarde tras tarde, comiendo lentejas para subir unos kilos, sé cómo le sacaron trote... La gente que piensa que esto es un aprovechamiento de la imagen de Violeta están muy equivocados.

"Por suerte, un miembro de la familia Parra, en vida, tiene el reconocimiento mundial"

Por otra parte, Javiera se refiere a Nicanor Parra y su flamante Premio Cervantes. El día de la ceremonia de entrega, en abril pasado, en España, se comunicaba con la Colombina (hija de Nicanor, líder de Los Ex). "Nos mandábamos mensajes. Recuerdo esa mañana, a las 8, y todos decían: «¡Yuupiii!» (risas)... Por suerte, un miembro de la familia Parra, en vida, tiene el reconocimiento mundial... El Premio lo experimenté con mucha alegría. Luego, fui a Las Cruces a ver a Nicanor, con mi hijo y mi pareja, y le llevé una botella de vino para compartir, felicitarlo y para que Gael conociera a su tío bisabuelo. A su modo, el premio fue una gran noticia para él. Lo más impactante es ver cómo lo tomó con una sencillez total".

-¿El reconocimiento a los Parra ha llegado tardíamente?

-Bueno, a Violeta ni hablar. Ella murió en una carpa con suelo de tierra, con un proyecto que era muy bonito, pero donde no ocurrió lo que ella esperaba. Sintió que era muy alta la montaña que subía y no llegaba nunca arriba... La Violeta se sacrificó mucho, fue reconocida afuera mucho antes que en Chile y murió no teniendo el reconocimiento que merecía. Ni siquiera por lo del Louvre.

-¿Y has pensado retirarte de la música, o realmente la amas?

-Las dos cosas. Amo la música, pero me cansa la exposición. Vivo muy feliz siendo anónima y trato de cuidar mi privacidad. Es fome estar siempre en la palestra. Si le quito eso, me encanta mi trabajo. Soy de las pocas personas, que puede decir con mucho orgullo, que vive de la música en Chile... El nivel está bastante bajo y eso me da lata... Uno tiene que estar demostrando cosas, ¡si no estamos vendiendo la pomada a nadie! Siempre nos buscan una octava pata, el pillarnos en algo y eso es agotador. Eso puede hacer que gente muy talentosa se retire de esta carrera. Llevo 20 años de trayectoria, pero no pretendo gustarle a todo el mundo.

 Jurado en "El mejor de Chile": "Soy bastante reticente a la TV"

Además de estar enfocada en "El árbol de la vida", la cantante ya alista su aterrizaje en TVN con "El mejor de Chile" , el estelar de canto que comienza esta noche, animado por Julián Elfenbein.

Los jurados son Myriam Hernández, Américo y Marcos Llunas. Pero, a partir de septiembre, se sumarán a las galas Javiera, Pablo Aguilera y Raquel Argandoña.

"Me gustó mucho este proyecto, porque la selección de los participantes se basa sólo en la voz. Eso es lo más lindo, en un tiempo donde la TV se preocupa de la imagen. Si eres gordo, chico o viejo estás desaparecido", indica.

"Por suerte, la responsabilidad estará compartida con el público, ¡porque me parecía terrible tener que decidir sola!".

Aunque éste no es su debut en TV: En 2005 estuvo al mando de "Canción Nacional" (Canal 13 Cable): "La verdad, la TV merece mi respeto... Soy bastante reticente a la televisión, pero en «El mejor de Chile» hablaré de música, de lo que me interesa. Será interesante poder dar una respuesta adversa a mis dos otros contendientes. Espero ser un aporte".

Queremos conocerte. Por favor, responde esta encuesta.
Redes sociales
Redes sociales
Portada

Cultura/Espectáculos

Vea más notícias de último minuto

Cerrar

img