Cultura/Espectáculos
Compartir | | Ampliar Reducir

La ruta de los Salones de TE: Tradición que no muere

por:  La Segunda / Ana Rosa Romo R.
miércoles, 04 de julio de 2012

 Los salones de té son, sin duda, consecuencia de la costumbre tan chilena de "tomar once". Y por eso algunos de estos locales, que además fabrican su propia pastelería, llevan más de 70 años funcionando, en el mismo lugar y con el mismo éxito.

Y aún aparecen nuevos. La mayoría ha debido diversificar su oferta y convertirse en restaurante a la hora de almuerzo.

Condi (Irarrázaval 2370). Tiene 72 años en el mismo lugar. Pertenece a Arturo Kurasz, cuyo padre, proveniente de Polonia, trabajó en el local y luego lo adquirió. Tiene una capacidad para 120 personas y cuenta con estacionamiento. Su pastelería se rige por recetas centroeuropeas, adaptadas a gustos nacionales. Productos con chocolate son los número uno en venta, como la torta selva negra o algunas de la 30 variedades de pasteles, para acompañar el té, café o chocolate caliente, que es muy solicitado. Horario continuado, de 9:30 a 21:00 horas.

Café Colonia (Mac Iver 161 y 133). Fundado por alemanes provenientes de la ciudad de Colonia, hace 60 años, hoy sigue en manos de la segunda generación. Sus salones están adornados con lámparas de cachos de alce, traídas desde el lugar de origen de sus primeros dueños. Ambos locales tienen una capacidad para 130 personas. La oferta incluye tortas, entre las que se destacan nuez manjar lúcuma, merengue lúcuma, milhojas manjar, selva negra y todas las de panqueque (naranja, chocolate, frambuesa, nuez). Además de sus pies y kúchenes ciruela, ricotta nuez, frambuesa y el tan alemán strudel de manzana que puede ser también con salsa de vainilla caliente. Todo el surtido de la pastelería está a la venta para llevar.

Villa Real (Pedro de Valdivia 079). Susanne Schneider, una de sus dueñas, señala que "tradición e innovación" es el secreto de este local que tiene casi 70 años. La tradición se ve reflejada en sus recetas y en la ambientación estilo europeo; la innovación está en la presentación. Su oferta más clásica son las "Onces dirigidas", que pueden ser simple, completa, especial o Villa Real, la que incluye café, té, chocolate caliente, jugo natural, scones , mermelada, mantequilla, muffin, sándwich de miga (ave palta o pimentón, jamón queso), torta o kuchen. Lo más requerido para llevar: El clásico kuchen natilla manzana, torta de alfajor, strudel.

Le Flaubert (Orrego Luco 125) . Su dueña, Ximena Larrea, vivió en París y en 1995 tuvo la idea de abrir un local en Santiago donde se tomara té de calidad. Fue pionera en traer más de 30 variedades de té en hojas importadas de Francia, que se pueden adquirir en la tienda adjunta, y que en las mesas se sirven en una tetera de 500 cc.

De 16:00 a 20:00 horas el servicio es exclusivo para tomar once, donde se pueden elegir diferentes alternativas todas con té a elección servido en su tetera: "Té Reina Victoria", "Té Degustación" o "Té Salambó", que incluye jugo de fruta, selección de pastelería, sándwich, scones , tostadas, mantequilla y mermelada.

La Tetería (Santa Magdalena 86) . Abrió hace cinco años y sus mesas están a tope a la hora de once. Su principal característica: Una oferta de 85 tipos de té para servirse o para comprar en su tienda. La estrella: Chai Masala, especiado y reconfortante, contiene té negro, cardamomo, jengibre, canela y vainilla. Es una bebida típica de India.

La pastelería no es de fabricación propia, pero eligen a los proveedores que trabajen con ingredientes por separado y no en premezcla. El cheesecake de arándano y la torta tres leches son las de mayor demanda.

 




Queremos conocerte. Por favor, responde esta encuesta.
Redes sociales
Redes sociales
Portada

Cultura/Espectáculos

Vea más notícias de último minuto

Cerrar

img