Cultura/Espectáculos
Compartir | | Ampliar Reducir

Columna de Marco Antonio de la Parra: Una experiencia ESTREMECEDORA

La memoria no perdona y si a algo se parece no es al viento, sino a un cuchillo... Es lo que deja en evidencia “El año en que nací”, el montaje chileno-argentino de Lola Arias.

por:  La Segunda / Marco Antonio de la Parra
viernes, 20 de enero de 2012

No hay manera de salir impávido de EL AÑO EN QUE NACI. No hay forma de evitar sentirse identificado, reconocer hijos, amigos, padres. No hay escape posible al trabajo que Lola Arias realizó con actores chilenos a través de sus verdaderas historias en relación con esos años que vivimos en peligro, la dictadura, el régimen militar, como quieran llamarle, haciéndonos sentir que pasamos ese tiempo en un cotidiano contacto con la muerte, en medio de los recuerdos de la cultura pop como Cecilia Bolocco, la visita del Papa a Chile o Don Francisco.

La escena elige el caos, la sensación de una bodega, el rock omnipresente que irá creciendo hasta ocupar totalmente el espacio visual y sonoro. Se proyectarán fotografías, se confesarán secretos de familia, cada uno de los actores relatará la historia de sus padres, dónde estaban, a qué clase social pertenecían, de qué color era su piel, a qué lado del espectro político se ubicaron. Saltarán por el mundo entre exilios o viajes, serán hijos de pinochetistas o militantes frentistas, de policías o terroristas, desde un miembro de Patria y Libertad hasta la hija de una madre que colaboró con la ETA, con las muertes, fugas, depresiones, fanatismos y desilusiones de esas familias que vivieron esos años en que fueron niños y no pudieron elegir otro destino que el que sus padres elegían.

La experiencia es demoledora, estremece, sacude. Consigue con gran esfuerzo colocarse a toda la distancia posible de una mirada única, y aunque falte tal vez, para algunos, cierto sector en el relato, la obra nos toca en el alma a todos los chilenos demostrando que si a algo se parece la memoria no es al viento, sino a un cuchillo. Cada una de las historias removerá recuerdos, impedirá cualquier distanciamiento, conduciendo sabiamente al público a través de las casi dos horas de espectáculo en que no hay minuto de sosiego y donde el humor es una visita muy agradable y bien medida, y la ternura un regalo que limpia el pecho.

Se merece EL AÑO EN QUE NACI una larga temporada. Instala una mirada que debería replicarse para refrescar recuerdos, historia presente, abrir debate, sembrar preguntas. Una generación interroga la historia de su país que queda como una herida abierta esperando ser sanada por la belleza, por el arte, por la palabra.

EL AÑO EN QUE NACI salta por encima de todas las anteojeras y hace preguntarse si hubiéramos sido nosotros capaces de componer un espectáculo así de abierto o solo Lola Arias, con su estilo fresco y particular, tan porteño, nos permite acercarnos muy cerca de lo que nos suena tan reciente que nos duele y se nos torna huidizo, esquivo, hasta confuso.

A EL AÑO EN QUE NACI le auguro un largo y polémico éxito. Recomendable para todas las generaciones, las que vivimos esos años, las que vivieron nuestros hijos, las que recién están tomando conciencia que la historia es más que aprenderse fechas como loro.
 
Algunos “personajes”

Entre los 11 actores —casi ninguno profesional y/o conocido— está Pablo Díaz del Río, llamado así por su padrino, Pablo Rodríguez. Díaz se acaba de recuperar tras 3 años de luchar contra un cáncer. También está Viviana, quien en el proceso descubrió que su padre es un carabinero preso por matar a dos Mapu. Viviana no se habla ahora con su madre, enfermera del Hospital Militar en esos años, a causa de este montaje. O la chica que —como varios del grupo— vivió parte de su infancia en Cuba junto a otros hijos de miristas que ingresaban clandestinamente a Chile para la Operación Retorno. O el hermano del senador José Antonio Gómez, cuyo padre era el periodista José Gómez López, director de “El Clarín” chileno (el del “enano maldito”); o el hijo de marino que ahora es gerente de LAN en Caracas y es chavista... O el dibujante de la PDI...

Queremos conocerte. Por favor, responde esta encuesta.
Redes sociales
Redes sociales
Portada
MásLleidas

Cultura/Espectáculos

Vea más notícias de último minuto

Cerrar

img