Cultura/Espectáculos
Compartir | | Ampliar Reducir

Nuevo programa humorístico buscatalentos de Mega tendrá desde un lustrabotas a un ídolo de Youtube

Un indigente, un lustrabotas con vocación de crítica social, un peluquero persistente y un ídolo de masas son algunos de los personajes que darán que hablar en "Coliseo Romano".  

por:  La Segunda
viernes, 28 de octubre de 2011

El joven de 25 años lloró con la ovación. Es un fenómeno en Youtube.


Foto La Segunda

"Nosotros somos los coachs", dice Pancho del Sur a un costado del escenario. Junto a Pablo Araujo y Lucho Arenas son los encargados de descubrir el potencial de los participantes y armar rutinas de acuerdo con sus talentos. Es que a "Coliseo Romano" ha llegado de todo: principiantes, excéntricos, extranjeros y humoristas profesionales en busca de una segunda oportunidad.

"Estuvo Palito Show en Concepción. También llegó Hermógenes con H, pero sólo a saludar", asevera Pancho del Sur. "La idea es trabajar a los seleccionados en la segunda etapa, quizás apadrinarlos".

"Nos llevamos bastantes buenas sorpresas", explica, por su parte, Pablo Araujo. "A veces en un programa masivo cuesta que chistes diferentes sean recibidos por la masa. Pero la gente ha respondido bien".

"Si tú mides los parámetros humorísticos, no salen del contador de chistes ni el personaje, pero en cambio acá se ha visto una variedad de humor innovador", añade, en tanto, Lucho Arenas.

Y si bien para el trío de coachs y el jurado no es fácil inclinarse por unos pocos participantes, todos concuerdan en que hay cuatro personajes que no sólo han llamado su atención, sino que han provocado fuertes emociones por sus historias de vida:

 Bastián Paz: El favorito del público

"¿Qué opina tu mamá de todo esto?", le pregunta Rocío Marengo a Bastián Paz, un joven de 25 años que ya es fenómeno en Youtube. "Ella estáa bajo tierra", responde el participante, instalando un clima incómodo. Luego agrega: "Trabaja en el metro". La risa explota.

Las bromas se suceden con eficacia, unas y otras y, antes de que la rutina termine, la audiencia aplaude enloquecidamente. Bastián termina llorando de emoción.

"Nunca pensé que iba a llegar a la tele", confiesa el joven, quien ha tenido que lidiar con las dificultades de una enfermedad que no le ha impedido desarrollar un humor a prueba de balas. De hecho, se proyecta como la gran figura del programa; un éxito esperado considerando los miles de seguidores que tiene en internet.

"Le gusta la farándula", acusa su madre Jacqueline (quien no trabaja en el Metro). El asiente, pero especifica que su sueño es "llegar a Viña del Mar, la Teletón y el Festival de Olmué".

Un maestro del chiste corto y picaresco.

La excéntrica rutina del Angelito

Un hombre disfrazado de ángel está inmóvil con sus alas extendidas. José Miguel Viñuela le pone monedas y el personaje comienza a contar una historia llena de datos y trivialidades. Para que el relato continúe, el animador necesita poner más monedas hasta que se le acaban. La historia queda inconclusa. El público alucina.

"Viñuela se emocionó mucho con él. Lloró, tal vez por todas las monedas que tuvo que poner", bromea Araujo. Lo cierto es que la historia del Angelito es conmovedora.

Seferino Sepúlveda es indigente, vive en la calle hace 23 años, y ha trabajado como estatua humana. Cuenta también que hizo un curso en la Academia de los Hemanos Lohse pero que nunca fue a retirar el diploma porque "se puede mojar con la lluvia".

"Mi sueño es ayudar a mi hermana que está pasando por un momento difícil, no quiero que la embarguen", comparte. "Y también quiero salir de la pobreza y la calle".

El humorista social que se formó en el centro

A Daniel Navarro -lustrabotas que tiene su puesto en Huérfanos 830- el oficio le ha servido para comprender a la sociedad chilena. Gracias a ello, se ha convertido en una especie de Coco Legrand que transforma en comedia de observación las conversaciones que sostiene con los clientes.

"Me baso en la gente que circula a diario por la capital: arribistas, clasistas, elitistas, xenófobos, encumbrados, agrandados, quebrados, cachetones, ilusos, ingenuos, anarquistas y homofóbicos", enumera con rapidez.

El participante rechazó una propuesta para formar parte de "Talento Chileno" (CHV) debido a que implicaba dejar el trabajo por una semana, pero ha aprovechado el llamado de Mega para dar a conocer su comedia social y satírica.

"Lo primero que yo observo es que la gente en el centro anda con el rostro adusto, el ceño fruncido. Parece que los bautizaron con engrudo y después se les secó y quedaron todos así. Pero cuando llegan al lustrín sueltan la válvula de escape. Ahí los analizo".

El peluquero que dejó todo por el humor

"Me llamo Julio pero me dicen Katy, Katiusca para los amigos". Así se presenta un concursante que demuestra que en el humor importa más el personaje que el intérprete. "Primero vino con un vampiro y fue descalificado. Ahora volvió con otro personaje: un huaso", cuenta Lucho Arenas.

Y sí, se trata de un huaso, pero uno que pareciera estar bajo los efectos del LSD y que cada tres segundos es interrumpido por el graznido disonante de un pájaro que carga en sus brazos. "El es el gracioso. Yo sólo lo acompaño", advierte Julio.

Su historia es también asombrosa. "Trabajaba como peluquero en el centro y dejé todo botado por el humor. Así soy yo. Mis personajes responden a lo rayado que soy".

Queremos conocerte. Por favor, responde esta encuesta.
Redes sociales
Redes sociales
Portada

Cultura/Espectáculos

Vea más notícias de último minuto

Cerrar

img