Cultura/Espectáculos
Compartir | | Ampliar Reducir

850 trajes de época trae "La Doña", la teleserie más cara de CHV

Pablo Núñez diseñó vestimenta y joyas para la producción basada en la vida de "La Quintrala", protagonizada por Claudia di Girólamo. Sofía García interpreta a la sobrina de Catalina de los Ríos, quien sufre el síndrome de Estocolmo.  

por:  La Segunda
miércoles, 24 de agosto de 2011

Sofía García es Rosario Lisperguer, la sobrina de la Doña. Ella se enamora de Nahuel, el indígena que la secuestró... el que pronto será el protegido de su tía.


Con un costo cercano de 3 millones de dólares, en sus más de 90 capítulos, "La Doña", basada en la mítica e inescrupulosa Quintrala, se convirtió en la teleserie más cara que ha hecho Chilevisión.

Con no más de 30 actores -encabezados por Claudia di Girólamo en el rol de Catalina de los Ríos- la serie tuvo una considerable inversión en vestuario buscando recrear con precisión la usanza del siglo XVII. La campaña comenzó fuerte para preparar el debut que aún no tiene fecha de estreno.

Pablo Núñez es el responsable del look de la producción -que dirige Vicente Sabatini- quien cuenta con más de 25 años de trayectoria en televisión, desde "Mazapán", pasando por "El show de Gloria Benavides", hasta "Los Pincheira", "El señor de la querencia" y "Manuel Rodríguez".

Ñúñez, diseñador y vestuarista del Teatro Municipal, formó un equipo, junto al sastre José Vergara, de 14 personas que llevan trabajando 9 meses sólo para este proyecto. Comenzaron la confección 2 meses antes de iniciarse las grabaciones. El resultado: 500 trajes de mujeres (damas de la ciudad e indias) y 350 de hombres.

El diseñador explica que la fuente de inspiración para los diseños fueron cuadros de Francisco de Zurbarán, Diego Velázquez, las pinturas del Museo Colonial de San Francisco y las de Coello, el pintor de la corte de Felipe II: "Eso era en la medianía del 1500 y la historia de «La Doña» se desarrolla en el 1600, pero está claro que había una influencia del siglo anterior. Además, las ropas se heredaban de generación en generación".

Las más diversas telas se han utilizado para las distintas piezas: terciopelos, brocato, seda, raso, arpilleras, algodones. "Desde las más ricas a las más pobres, y logrando creaciones originales como la mezcla entre el brocato y los aguayos, esos chales peruanos con rayas de colores, que funciona súper bien. Además, se han hecho plisados, adornos con pasamanería gruesa planchada sobre terciopelo, logrando el efecto de una tela estampada".

También se han confeccionado ropas de cuero que luce "La Doña" (Di Girólamo), su marido, Fernando García de Léon (Ricardo Fernández) y el capataz Ascencio (Rodrigo Pérez).

Envejecimiento en olla y limpiado en seco

Las joyas que llevan las mujeres son fundamentalmente peruanas. Claudia di Girólamo compró varias en Perú... "El resto se inventa -confiesa Núñez- y se arma la joya. He usado mucho las perlas de río".

Para los adornos en la ropa también hay variedad de elementos como la pasamanería, los bordados, los tejidos y uno que otro brillo, porque en realidad no se usaban mucho en la época.

"Todos los trajes están muy tratados. Hay que someter las telas a un proceso de envejecimiento... En una olla grande se sumerge el traje completo o las bastas, según lo que se necesite ensuciar o envejecer. La ropa de los indios, por ejemplo, está siempre sucia, se tiñe para mancharla".

Pero también existe el proceso inverso: lavar todo lo que se ensucia. "Hay mucha sangre, a veces verdadera y otra de utilería, y todas esas ropas manchadas hay que limpiarlas. Hay mucho limpiado en seco todas las semanas", cuenta Pablo.

No le gusta elegir una favorita entre todas sus creaciones, pero se queda con la ropa que usará la protagonista. "Estoy contento, he logrado experimentar, ha sido muy fascinante este trabajo".

La sobrina ultrajada de "La Quintrala"

En la historia, Sofía García ("Manuel Rodríguez") encarna a Rosario Lisperguer, la sobrina y protegida de La Quintrala que se enamora nada más y nada menos que de Nahuel (Felipe Contreras), el indígena que la secuestró unos meses atrás y "la hizo mujer".

"Lo tomé como el síndrome de Estocolmo; es el concepto de esta obsesión por la persona que te tuvo secuestrada", comenta la blonda actriz.

Tendrá que disimular que ya no es la muchacha virginal que pensaba casarse con Martín Ximénez de Mendoza (Felipe Ponce). "Más adelante me encuentro con Millaray (Fernanda Urrejola), que es una india. Nahuel tiene el concepto de tener varias mujeres... No puedo aceptar esa visión".

Para ponerle más drama al asunto, cuando ella vuelve a casa, La Quintrala toma a Nahuel como su esclavo y "nadie lo puede tocar". Otro motivo por el que sus encuentros son fugaces.

El mayor desafío para Sofía es interpretar a "una mujer súper impulsiva, rabiosa, que fue consentida en su educación... Las emociones son a concho". Como se adivina en la campaña, "la manera de contar las cosas es súper extrema, es bien fuerte y directa".

Para ella, La Quintrala "es la primera mujer de fundo, la patrona, que defiende las cosas con su propia ley. Por eso su conflicto tan grande cuando llega el gobernador y le empiezan a imponer leyes. Ella no deja que nadie se meta en su espacio. Se dedica a defender esto con la crueldad y maldad que sean necesarias".

Ella es un ícono del "boom femenino, del coraje, la independencia y lucha de las mujeres... Eso es algo muy potente, que está pasando ahora también", dice.

Queremos conocerte. Por favor, responde esta encuesta.
Redes sociales
Redes sociales
Portada

Cultura/Espectáculos

Vea más notícias de último minuto

Cerrar

img