Cultura/Espectáculos
Compartir | | Ampliar Reducir

Muere el cantante Manolo Otero en Brasil

Su último concierto debía ser en Medellín, pero tuvo que cancelarlo porque comenzó a sentirse mal. Finalmente, un cáncer hepático terminó con la vida del cantante que visitó el Festival de Viña del Mar en 1977.

por:  EFE/La Segunda
jueves, 02 de junio de 2011
“Manolo Otero debía volar a Medellín a comienzos de mayo. Al sentirse mal pasó al hospital donde le diagnosticaron cáncer de hígado. Falleció ayer”, anunció esta mañana su representante en Chile, Manuel Olalquiaga, provocando el asombro en redes sociales y matinales de TV.

Olalquiaga aclaró que el cantante tenía agendado un recital en Colombia el 6 de mayo, pero al realizarse un chequeo médico los especialistas le prohibieron salir del hospital. El lapidario pronóstico indicaba que no le quedaban más de 30 días de vida.
Los restos del artista serán cremados hoy en esa ciudad de Brasil, de acuerdo a su deseo.

El amor que sintió por Raquel Argandoña


Raquel Argandoña figuraba hoy compungida y con ojos llorosos en “Buenos días a todos”, programa que difundió ampliamente la noticia.
Y es que en el Festival de Viña de 1976 empezaron las especulaciones de la prensa sobre un romance entre Otero y la animadora.

En 2004 el cantante decía a “La Cuarta”: “Estábamos en el Hotel O’Higgins, nos topábamos harto y ahí comenzamos a charlar, a reírnos, nos hicimos amigos y todas esas cosas que pasan”.

Aunque nunca confirmó el romance —“Iba a su casa como amigos que éramos”, dijo entonces—, también confesó que “con Raquel existió un sentimiento lleno de amor. Lo que vivimos fue muy hermoso, son recuerdos muy agradables y espero que sean así también para ella”.

Incluso aseguró que “fui a su casa muchas veces. Conozco a su madre, su hermana, su padre”. Su deteriorada salud, según su amigo Buddy Richard
“Me tocó compartir escenario con él en giras por Estados Unidos, en Nueva York y Los Angeles, y me gustaba hacerle bromas. La última vez que lo vi quedé un poco preocupado porque lo noté un tanto disminuido, a veces lo palmoteaba y se notaba con poca masa muscular”, comentó esta mañana en el matinal del TV su colega y amigo Buddy Richard.

El representante de Otero detalló que el cantante “comía muy mal y muy poco. Por eso la señora me pedía viajar, para acompañarlo y obligarlo a comer. Incluso en EE.UU. lo llamaba a mi celular para asegurarse de si comía lo que le mandaba el médico, un multivitamínico que era una especie de batido que tenía que tomar con leche”.

Esta condición de salud, sin embargo, no afectaba sus conciertos según comenta: “El show era muy bueno, subía al escenario y nadie podía darse cuenta de que estaba enfermo”.Eso sí, el diagnóstico médico lo tenía “cada día más deprimido”.

Su canto susurrante y profundo inspiró a latin lovers


Sin la voz potente de sus colegas Nino Bravo o Camilo Sesto, Otero revolucionó el panorama musical en los 70 sacando partido de su timbre de voz profundo, sensual, sus poses sugerentes y un inseparable cigarro negro.
Como uno de los cantantes románticos y eróticos más importantes de su época, se convirtió en toda una inspiración para latin lovers de la época.
Conciente de aquello, comentaba en 1997 a “El Mercurio”: “Yo intentaba e intento comunicar sentimientos, y no a ese nivel de cama ni de dormitorio, pero parece que el resultado era ése. Tampoco es conveniente luchar contra eso”.

“Hay palabras que, dichas con la intención, tienen mucha más fuerza que cantadas. Eso depende del contrapunto, que se llama. Era como hablar... al oído. Con la intención. Sin subir la voz. Diciendo cosas que a lo mejor tú, por teléfono o en la oscuridad, hablas con tu chica”, decía de su estilo.
Otero nació en Madrid el 25 de junio de 1947. Su padre era cantante de ópera y zarzuela y su madre, actriz, por lo que decía que heredó de ellos los talentos artísticas.

Desde su primer disco, “Todo el tiempo del mundo” (1974), marcó pauta en la música romántica hispana a la par de Nino Bravo, Raphael y Julio Iglesias. Sus canciones más famosas fueron “Más no más”, “Vuelvo a ti”, “Qué he de hacer para olvidarte”, “Te he querido tanto” y “Bella mujer”.
Tuvo un bullado romance con la actriz y vedette española María José Cantudo, con quien estuvo casado por cinco años, hasta 1978. Tuvieron un hijo llamado Manuel.

Fue uno de los artistas más ovacionados del Festival de Viña de 1977, año en que también actuaron Romina Power y Albano y Florcita Motuda.
Desde los ’80, el cantante vivía en Sao Paulo, Brasil, donde se casó en 1986 con la colombiana Eddy Cano. Actualmente se encontraba casado con la brasileña Celeste Ferreira.) 

Queremos conocerte. Por favor, responde esta encuesta.
Redes sociales
Redes sociales

Cultura/Espectáculos

Vea más notícias de último minuto

Cerrar

img