Cultura/Espectáculos
Compartir | | Ampliar Reducir

Confesiones del director del Festival

Le contó los besos a Eva con Rafa. Para 2012 quiere traer a Shakira y no descarta a Lady Gaga.

por:  Ana Josefa Silva / La Segunda
miércoles, 02 de marzo de 2011
Entre el 1 de enero y el 27 de febrero fueron el canal número 1 en audiencia; en platas, el festival les dejó en la alcancía una cifra cercana al millón de dólares...

Parte de las cuentas alegres que saca Pablo Morales, director ejecutivo del Festival de Viña 2011, el primero a cargo de Chilevisión.

“Para nosotros son puras ganancias. Ayer ganamos el día con 9 puntos, el domingo ganamos. Nos ha ido bien, en general. La cantidad de audiencia que ha entrado a nuestras pantallas es mucho más de lo que teníamos”.

En lo personal, le emocionó profundamente Sting y... contó los besos que se dieron su esposa Eva con el Rafa Araneda.

Confiesa que le dolieron los comentarios sobre la relación entre él y la animadora del Festival.

—Fue muy duro, porque tiene un elemento súper machista. Decían que ella estaba ahí no por sus méritos profesionales. Eso, para mí, es de una falta de respeto mayor. Eva se ha sacado la cresta trabajando todos los días, tiene 5 mil horas al aire, ha estado en todas las Teletones, es rostro principal del canal... es una persona que, en verdad, tiene un profesionalismo de primer nivel y lo demostró en la Quinta. Fue capaz de salir adelante en los momentos más difíciles, fue una tremenda coanimadora.

—¿Es verdad que estaban en camas separadas?
—Totalmente. Tratamos de mantener la mayor distancia y respeto profesional.

—¿Cuánta necesidad tuviste de relacionarte como jefe y subordinada?
—Muy poca, porque la relación, en general, la vio Juan Pablo González. Se pasó la dirección que hizo. Muchos artistas dijeron que quieren hacer sus próximos DVD con nosotros. El trabajo de Juan Pablo fue extraordinario. Pero él llevaba la relación directa con la animadora y yo respeté todo.

—No me digas que no te dio lo mismo el cuento de los besos con Rafa...
—Te tengo que decir que lo entendí como parte del tema. A uno, claro, le vienen algunos nervios, unas cosquillitas en el estómago, pero al final entendí que era eso y nada más. Lo manejaron súper bien. Lo vi, simplemente, como parte del ámbito profesional.

—Pero ella no es actriz...
—(Risas) Fueron poquitos besos. Fueron 3: lunes, martes y sábado. Los tengo muy claros... Al final, les decía ¡por favor, no sigan! (se ríe). Era parte del juego y lo hicieron muy bien. Fueron una tremenda dupla. Se llevaron y se complementaron bien.

El humor: Con Meruane “yo me reí poco”

 —Sobre la polémica del humor, ¿prefieres grosería o fomedad? Porque esas fueron las alternativas...
—Prefiero que la TV se haga en relación directa con el artista y el público, y uno sea un medio. Uno no puede coartar al artista. El humor chileno es un mercado pequeño, uno no puede pensar que siempre vamos a tener a Coco Legrand o a Kramer o a Alvaro Salas. Los peaks del festival fueron de puros humoristas; a la gente le gusta el humor. Como festival 2012, vamos a tener algunas exigencias respecto de lo que los artistas son capaces de exigirse a ellos mismos.

—Igual revisaron las rutinas.
—Las revisamos, pero en la medida en que los humoristas van desarrollándola, cambian sus temas. Meruane tenía más chistes políticos y decidió sacarlos y se guió por otra rutina.

—¿Lo encontraste atroz de fome?
—Yo me reí poco, pero fue lo que más marcó esa noche.

—El caso de Mauricio Flores, por ejemplo, que se cuestionó tanto su imitación a gays. 
—Es una dicotomía: por un lado el respeto, por el otro, la libertad de expresión.

—La magia de Viña también se da en sus polémicas. Si Viña fuera un teatro municipal, no tendría la magia que tiene el festival. Uno puede tratar de minimizar las cosas y hacerlo lo más inocuo, pero Viña no es inocuo; se construye en base a cosas que le den vida.

Respuesta al Consejo Nacional de Televisión
Recuerda que al quinto día, el de Sting, fue cuando por primera vez oyó al monstruo.

—En ese minuto, uno se saca el sombrero ante Rafa y Eva. Hay que tener valor para decir, ante 15 mil personas, que viene la competencia.

—Hay gente que sostiene que los conductores se manejaron mal y que ése fue su peor día.
—Nosotros no compartimos para nada con eso. Lo hicieron estupendo. Fueron capaces de salir adelante, de presentar la competencia. Pudieron sortear esa ola que es el público.

—¿Y por qué no salieron antes a rescatar a Meruane?
—En el humor hay ciertos tips, como que él te avisa que hay un chiste cuando quiere salir. Le costó mucho tirar ese chiste. Cuando lo hizo, respetamos los acuerdos previos. Podría haberlo hecho antes y hubiéramos entrado antes, pero no pidió la ayuda. Sintió que podía seguir.

—¿Ustedes están contestando al CNTV (reclamos por el humor)?
—¡Pero si no hay ninguna cosa formal!

—Chadwick dijo que están analizándolo.
—Pero si era en horario de adultos... Nos merece todo el respeto el CNTV, pero ellos se expresan a través de sus fallos. 

El año que viene, con Shakira y Lady Gaga
Para el 2012 “nos pusimos la vara alta”, afirma. Aspiran a “tener 2 artistas anglos de primer nivel y 4 latinos de primer nivel”.

—¿Shakira es una posibilidad?
De todas maneras. Estuvimos muy cerquita de traerla este año. El punto es que le topó con una gira que viene ahora. Ella prefirió esperar otro año. Ella es pagable.

 —¿Y Lady Gaga?
—Ella es más cara porque es un número anglo. Es más difícil, pero no imposible. Parte de nuestro desafío es que el festival tenga varios artistas número 1 a nivel mundial.

—¿Qué opinión tienes sobre lo que pasó este año con la reina del Festival?
—Hay que ver cómo se desarrolla esto a futuro. Es bueno tener una reina para no perder el espíritu, pero no tenemos que terminar tirándonos desnudos a la piscina. No le va a ayudar ni a Viña ni a nadie.

—No hemos conversado nada con el diario organizador y tenemos la mejor disposición y relación con ellos, pero es importante hablarlo.
Portada

Cultura/Espectáculos

Vea más notícias de último minuto

Cerrar

img