Cultura/Espectáculos
Compartir | | Ampliar Reducir

Vodanovic e “históricos” del Festival opinan sobre la polémica de Américo

Errores de planificación, responsabilidades compartidas y divismo serían las principales causas de la polémica de Américo según Sergio Riesenberg, Iván Varas y Antonio Vodanovic.

por:  La Segunda
miércoles, 23 de febrero de 2011
Sucedió con Dino Gordillo en la primera jornada festivalera y anoche con Américo. Los artistas disconformes con los premios recibidos, han apuntado sus dardos al animador, quien supuestamente toma la decisión. 
Según algunos antiguos ejecutivos la responsabilidad es compartida, ya que en la determinación también participan directores y productores.

Le consultamos a Iván Varas, quien fue productor general del festival organizado por Mega en los noventa y dispara: “la culpa fue de todos”. 
“La responsabilidad de los tiempos no fue de Rafa, pero sí la forma de manejar los shows como corresponden. El animador debe tener la capacidad de utilizar las fórmulas y recursos como las fanfarrias para que las actuaciones funcionen. ¡Sino no sería necesario animador!”, señala. 
Varas recuerda, por ejemplo, el show de Los del Río en 1998, donde su único tema conocido era “La macarena”. 

“Tuvimos que cortarlos a los veinte minutos, pero ellos quedaron enojados porque querían hacer un show de una hora de «sevillanas». El problema es que el artista cuando sube al escenario y entra en éxtasis. Es difícil manejar eso. Además, siempre cree tener la razón”. 

Varas cree que hubo un problema de “traspaso de responsabilidades” donde falló tanto Américo como Rafael Araneda. 

El ex ejecutivo del certamen apuntando a otra arista, agrega que esto es un negocio y que por lo tanto hay que evitar aburrir al público con shows demasiado extensos, “para que la gente quede con ganas. Dos horas es excesivo”.

Vodanovic: “el director me seguía a mí”
Como director del Festival de Viña, durante la década de los ochenta, Sergio Riesenberg, cuenta que hay toda una política con respecto a la entrega de los galardones y considera que “la responsabilidad es compartida”. 

“El error es de todos, de una mala planificación de la entrega de premios. Fue un desatino de Araneda, no le costaba nada entregar el último premio y dejar contento a todo el mundo. La pauta hay que ir ajustándola a lo que sucede en el escenario, no se pueden tener políticas rígidas. Son situaciones en que es obvio que hay que prever y anticipar”, expresó.

El animador de la Quinta Vergara por 29 años, Antonio Vodanovic, dice que “en mi experiencia fui responsable de la entrega de los premios. El director me seguía a mí. Ahora el festival me da la impresión que se está manejando desde la sala de dirección. Pero en mi época yo asumí la responsabilidad de todas las antorchas y gaviotas que entregué. El animador debe ser capaz de sentir la emoción del público y tener absoluta libertad”. 
Portada

Cultura/Espectáculos

Vea más notícias de último minuto

Cerrar

img