Ciencia/Tecnología
Compartir | | Ampliar Reducir

Kopera: Crean sistema que usa peces y agua para producir alimentos

Con la idea de introducir una alternativa a los cultivos tradicionales, crearon un modelo de cultivos acuapónicos enfocado en educar a comunidades en torno a la sustentabilidad y a la alimentación.  

por:  Camila Muñoz
jueves, 21 de febrero de 2013

El psicólogo Sebastián Lira junto al prototipo del proyecto Kopera de cultivos acupónicos.


Foto CHRISTIAN CONTRERAS

Dos psicólogos dedicándose a la agronomía, pero con la intención de generar un impacto social a través del emprendimiento. Con esa consigna, Sebastián Lira (25) y Marko Bremer (26), decidieron emprender buscando transformarse en un referente de los sistemas acuapónicos en Chile.

Así crearon Kopera , un proyecto de cultivo acuapónico que busca entregar una alternativa sustentable y orgánica a los cultivos.

¿Qué es el cultivo acuapónico? Son sistemas de producción de vegetales y animales acuáticos al mismo tiempo para satisfacer las necesidades alimenticias, en el que ambos productos pueden ser consumidos.

"Se alimenta los peces, estos generan amoníaco a través de su metabolismo y sus excrementos. Esto se disuelve en el agua y sube a una cama en la superficie donde están las plantas para cultivar. En esta cama hay bacterias que degradan el amoníaco en nitrito y este en nitrato, que es el abono principal para las plantas que así empiezan a crecer. A su vez, las plantas limpian el agua de los desechos de los peces para que ellos mismos puedan vivir en el agua", explica Lira.

Así se generan dos tipos de alimentos: los peces y los vegetales. Cuentan que incluso hay casos en los que se ha plantado maíz en estos estanques.

Entre los cuidados especiales que requiere el sistema están el medir la temperatura y el PH (acidez) del agua una vez a la semana.

Entre los beneficios que tiene este sistema por sobre un cultivo tradicional, es que no necesita tierra, por lo que reduce el riesgo de plagas o enfermedades; es modular, orgánico, sustentable, y tiene un uso eficiente del agua que es útil para zonas áridas. "Es más de largo plazo que tener un huerto: este sistema está hecho para que madure después de seis meses y no deje de producir nunca más", agrega .

Generar impacto educando a la población

Lira aclara que su verdadera meta es generar impacto social. "Nuestro objetivo es convertirnos en un referente en el sistema acuapónico y presentar una alternativa viable y sustentable al sistema alimenticio", afirma.

"Esto tiene millones de aristas, por ejemplo, educación alimenticia. El consumo de peces en Chile es muy bajo, entonces, esto lo podemos acompañar de nuestra experticia como psicólogos para enseñarle a la gente a cómo alimentarse mejor", agrega Lira.

Actualmente están evaluando distintas alternativas para implementarlo. Una de ellas es introducirlo en comunidades y enseñarles a utilizarlo para generar sus propios productos, ya que si bien el costo de implementación es más alto, el de mantención es muy bajo. También pretenden enseñar la metodología en colegios.

"Buscamos lo más barato para que sea accesible a comunidades. No estamos casándonos con un estrato socioeconómico, estamos apuntando a cualquier persona que tenga la necesidad y ganas de vivir off the grid , salir un poco el sistema y ser capaz de autosostenerse", explica.

Eso explica el nombre del proyecto: "Ko es agua, en mapudungún, y ópera es trabajo, en latín. Es una alteración de aquaponics, considerando la cultura chilena y la alusión a la cooperación, tanto a nivel de la metodología (peces y plantas) como del modelo de negocios", dice Lira.

Queremos conocerte. Por favor, responde esta encuesta.
Redes sociales
Redes sociales
Portada

Ciencia/Tecnología

Vea más notícias de último minuto

Cerrar

img