Buena Vida
Compartir | | Ampliar Reducir

Las mayores lesiones que se producen jugando fútbol

Entre los esguinces, desgarros y fracturas, son los daños más frecuentes que se producen en el cuerpo, dentro de un partido de fútbol.

por:  La Segunda Online
jueves, 26 de junio de 2014
lesion

Foto AFP

El fútbol es uno de los deportes preferidos en el mundo y su número de fanáticos aumenta en la época mundialera. Quien disfruta de esta actividad física está consciente que el mayor peligro de los jugadores son las lesiones. Ante este escenario, el kinesiólogo Hernán de la Barra, de la Universidad Iberoamericana de Ciencias y Tecnología, explica alguna de ellas.

En todos los deportes se producen lesiones como consecuencia directa de las acciones y movimientos que les son propios, las más frecuentes son: los esguinces laterales de tobillo, ligamento colateral medial o ligamento cruzado (menisco), desgarro posterior sobre rodilla, y finalmente, mucho más frecuente que las anteriores, el esguince de hombro. La gran mayoría de las que ocurren en el fútbol revisten un carácter leve, destacándose las contusiones musculares o contracturas. 
 
Hernán de la Barra, asegura que "dentro de las lesiones más frecuentes en el fútbol, y que claramente apuntan a la extremidad inferior,  es posible destacar según frecuencia los esguinces, los desgarros musculares, lesión de ligamentos cruzados, lesión de meniscos y fracturas, siendo las fracturas y las lesiones meniscales la de mayor gravedad".

Esguinces

Los esguinces consisten en la rotura por distensión de los ligamentos. Los ligamentos son las estructuras que refuerzan las articulaciones y que limitan los movimientos excesivos.

Los esguinces se clasifican en 3 grados:

- Grado 1: El cual es una pequeña distención asociada con una rotura de fibras de los ligamentos de aproximadamente un 25%.

- Grado 2: También conocido como esguince parcial, en la cual el porcentaje de fibras rotas es entre 25 y 75%.

- Grado 3: Llamado como rotura completa, donde el porcentaje de fibras rotas oscila entre un 75 y 100%. Los esguinces más frecuentes en fútbol son en tobillo y rodilla.

Desgarros

El desagarro es una lesión por distensión o estiramiento del músculo.
Estos son clasificados en 3 grados:

- Grado 1: Es una rotura pequeña y focalizada de fibras musculares y sin compromiso importante de la función

- Grado 2: Es la rotura parcial del músculo acompañada de un hematoma importante y con pérdida de la función.

- Grado 3: Implica la rotura completa del músculo donde se compromete gravemente la función y necesariamente es de resorte quirúrgico. En el fútbol los desgarros musculares más frecuentes son a nivel del muslo, comprometiendo principalmente a los isquiotibiales o cuádriceps femoral.

Lesión de ligamentos cruzados

Los ligamentos cruzados son estructuras que se encuentran dentro de la rodilla y mantienen la estabilidad de la articulación. Estos se dividen en 2, ligamento cruzado anterior y posterior, siendo el anterior más débil que el anterior, por lo que esto implica mayor incidencia de lesiones. La lesión de ligamento cruzado es de resorte quirúrgico e implica tiempos de cese de actividad de al menos 4 meses en los deportistas.

Lesión meniscal

Los meniscos son dos fibrocartílagos localizados cada articulación de rodilla, y su función es mejor la congruencia entre las superficies articulares al mismo tiempo que participan en la amortiguación de la carga de peso. Los meniscos se Los meniscos se lesiones preferentemente con movimientos de rotación o giros sobre la rodilla cuando el pie se encuentra apoyado. El menisco que se lesiona con más frecuencia es el interno. Las lesiones meniscales pueden integrar fisuras leves hasta desprendimientos (parcial o totales) o degeneraciones del menisco. El tratamiento es conservador para fisuras leves, aunque en la mayoría de los casos la resolución es quirúrgica.

Fracturas

Las fracturas más frecuentes en fútbol ocurren en pierna, tobillo y rodilla, ocasionadas por traumas directos sobre la región.  Las fracturas no son tan frecuentes en el fútbol profesional. Las fracturas implican una lesión de urgencia y pueden ser de resolución convencional o quirúrgica, e independientemente del manejo se debe asegurar la recuperación de la alineación de los segmentos. Las fracturas más graves son las que comprometen a las regiones articulares (rodilla o tobillo), pues ellas afectan la movilidad de los segmentos.

Queremos conocerte. Por favor, responde esta encuesta.
Redes sociales
Redes sociales
Portada

Buena Vida

Vea más notícias de último minuto

Cerrar

img