Buena Vida
Compartir | | Ampliar Reducir

¿Cuándo y por qué tomar jarabes para la tos?

Sin duda, en invierno las enferemedades respiratorias son las más comunes.

por:  La Segunda Online
martes, 11 de junio de 2013

Durante los días de invierno, sin duda que son las enfermedades respiratorias las que se ganan la atención de muchos. Llegan inesperadamente y se convierten en una molestia para nuestro cuerpo, especialmente la tos, el síntoma más común y que a verdaderamente desespera.

La tos es un mecanismo reflejo de defensa que tiene nuestro organismo para evitar la entrada de irritantes o agentes nocivos, facilitar la limpieza de cuerpos extraños como polvo, polen, partículas y microbios. Sin embargo, muchas veces, el exceso de tos irrita la garganta y  también los bronquios, interfiriendo con nuestras actividades laborales, estudiantiles y sociales, generando molestia y gran incomodidad.

Según explica Verónica Romero, académica de la Escuela de Química y Farmacia de la U. Andrés Bello, “la presencia o características de la expectoración puede clasificarse en tos seca  (o irritativa), y tos productiva, si se presenta con formación de abundante moco o flema”, dice.

Dentro de las causas más frecuentes de tos se destacan las infecciones virales del árbol respiratorio superior, como el resfrío común y la gripe. “Para estos casos, comúnmente se sugieren  pautas higiénico-dietéticas, tales como nebulizaciones o vapores, incremento de  la ingesta de líquidos o fluidos, y además la administración de jarabes antitusivos, mucoliticos o expectorantes”, advierte la químico farmacéutica.

Para la molesta tos seca, que debe frenarse porque ella misma aumenta la irritación y las ganas de toser, se recomiendan los jarabes antitusivos, ya que estos eliminan el reflejo de la tos. “Sin embargo, no conviene abusar de estos, porque algunos de ellos contienen codeína, derivado del opio que actúa como potente sedante del sistema nervioso central”, sostiene la experta.

En tanto, para aliviar la tos productiva se utilizan los jarabes mucolíticos y expectorantes. “Estos fluidifican las secreciones bronquiales, facilitando la expectoración o evacuación de mucosidades de las vías respiratorias, entre ellos se encuentran el ambroxol y la bromhexina”, explica.

A considerar

Con respecto a la tos seca, dice la académica, es importante diferenciar de donde proviene la misma para no tomar un medicamento no adecuado. “Si la tos seca proviene del pecho, puede deberse a moco seco depositado en los bronquios, por lo que, en estos casos, no es conveniente administrar un antitusivo como el dextrametorfano o la codeína, debido a que estos medicamentos le dicen al cerebro: ‘Deja de toser’, nuestro cerebro obliga al cuerpo a dejar de toser y el moco se queda aún más tiempo dentro del pecho con el consiguiente riesgo de una infección”, subraya.

En estos casos se recomienda tomar un mucolítico que ayude a eliminar la mucosidad de los bronquios.

Si la tos seca proviene de la garganta, se recomienda un antitusivo y caramelos que suavicen y alivien el dolor de garganta. “Además, existen medicamentos de origen natural, como los jarabes y caramelos de Hedera Hélix, una hiedra trepadora cuya principal sustancia activa posee triple acción terapéutica: Actúa como mucolítica, broncoespasmolítica y antitusígena. Estos son de venta libre y están recomendados para toda la familia (niños, adultos y ancianos)”, dice la especialista.

En términos generales podría decirse que hay jarabes que se recomiendan para niños (desde los 2 o 3 años y adultos), algunos para niños mayores de 12 años (y adultos) y otros exclusivamente para uso de adultos. Los jarabes para niños desde los 2 años o desde los 3 años, generalmente se identifican como ‘pediátricos’, en tanto que aquellos recomendados para niños hasta 12 años suelen identificarse como para ‘niños’.

Finalmente, la químico farmacéutica recomienda leer detenidamente el prospecto adjunto y ante cualquier duda consultar con su médico o químico farmacéutico. “Generalmente la administración de un jarabe para la tos no debiera superar los 5 días. En caso que los síntomas (expectoración) de la tos persistan o empeoren, se sugiere la consulta médica”, concluye.

Los jarabes deben conservarse  en su envase original, a no más de 25°C, en lugar fresco y seco y no deben utilizarse después de la fecha de vencimiento indicada en el envase. Además, es importante agitar bien el envase antes de cada uso.

Queremos conocerte. Por favor, responde esta encuesta.
Redes sociales
Redes sociales
Portada

Buena Vida

Vea más notícias de último minuto

Cerrar

img