Buena Vida
Compartir | | Ampliar Reducir

Vegetarianismo: Una opción que podría provocar riesgos durante el embarazo

Experta recomienda la alimentación del tipo ovo-lacto vegetariana, que incluye leche, frutas y cereales.

por:  La Segunda Online
miércoles, 26 de diciembre de 2012
Lo recomendable es que si una mujer vegetariana tiene  planes de embarazarse  consulte por un plan de alimentación elaborado por un nutricionista calificado con el objetivo de minimizar las posibilidades de presentar déficits.

Si bien los requerimientos de micronutrientes –como hierro, calcio, zinc, ácido fólico y ácidos grasos esenciales-aumentan durante el embarazo para todas las mujeres,  la insuficiencia  de alguno de ellos  podría  poner en riesgo tanto la salud de la mamá como el crecimiento normal de su hijo. Y en el caso de las madres que han optado por el vegetarianismo los  riesgos de presentar deficiencias  pueden aumentar ya que la mayor fuente de estos micronutrientes se encuentra en alimentos de origen animal.

No obstante, de acuerdo al tipo de dieta vegetariana que tenga la futura madre son distintos los peligros en razón de que existen tres variantes: los veganos que consumen todo tipo de frutas, verduras, legumbres, granos, semillas y aceites, y excluyen de su dieta cualquier tipo de alimento de origen animal (o derivado), entre ellos todo tipo de carnes, lácteos, huevos, y cualquier preparación que pueda contenerlos. Los ovo-lacto vegetarianos que consumen los mismos alimentos que los veganos, pero además incluyen lácteos y sus derivados (quesos, yogurt, mantequilla, leche) y huevos (o cualquier preparación que los incluya). Por último, los pescovegetarianos que se alimentan de los mismos productos que los ovo-lacto vegetarianos, pero también incluyen en su alimentación pescados y mariscos.
 
“Estudios que han analizado la calidad nutricional de la dieta de mujeres embarazadas chilenas, han revelado que el déficit de consumo de los nutrientes críticos es frecuente en nuestro país, acentuándose en el caso del hierro, calcio y zinc. De tal modo que si una mujer vegetariana tiene planes de embarazarse, sería recomendable que consulte por un plan de alimentación elaborado por un nutricionista calificado, con el objetivo de minimizar las posibilidades de presentar déficits. Paralelamente deberá acudir donde su obstetra, el que muy probablemente indicará que se efectúe algunos exámenes para descartar deficiencias”, explica Bárbara Samith, Nutricionista de la División de Obstetricia y Ginecología, Facultad de Medicina de la Pontificia Universidad Católica de Chile.

Deficiencias y suplementos

La profesional asegura que una embarazada vegana presenta más riesgo de tener deficiencias de vitaminas y minerales que afectan su salud y la del feto. “A pesar de que reciban un adecuado consejo nutricional, tienen una alta frecuencia de deficiencia de calcio, hierro, zinc y vitamina B12. En el caso de las gestantes ovo-lacto vegetarianas, presentan deficiencias de hierro y vitamina B12. Por lo tanto ambas deberán suplementarse con vitamina B12, la que generalmente se ingiere vía oral o también administradas con inyecciones intramusculares cada tres meses”.

Asimismo, la deficiencia más prevalente y que debe ser suplementada en mujeres gestantes veganas y ovo-lacto vegetarianas es la de hierro, ya que sus demandas aumentan notoriamente en el embarazo, “y es muy difícil lograr cubrir su requerimiento diario, incluso en mujeres no vegetarianas”, agrega Bárbara Samith. Otro micronutriente que debe ser suplementado en este grupo de embarazadas veganas es el calcio.

“Por consiguiente, precisa,  recomiendo que si una mujer desea ser vegetariana en su período de gestación, debe preferir la variante ovo-lacto vegetariana. En ella, la mínima cantidad de alimentos básicos que no pueden faltar diariamente son: 1 litro de leche descremada (o su equivalente en otros lácteos), 3 porciones de frutas, 2 porciones de verduras, 1 porción de legumbres, 1 huevo, 1 porción de frutos secos o palta o aceitunas, 1 porción de aceite, de preferencia oliva, canola o soya, y 5 porciones de granos, cereales o farináceos”.

Dice que, en general, en todas las variantes de vegetarianismo, la deficiencia de consumo de proteínas es poco frecuente. “Si llega a producirse existe un eventual riesgo de retardo del crecimiento intrauterino del feto. Una alimentación que incluya diariamente lácteos, huevos, legumbres, soya y granos en las cantidades correctas debería ser adecuada en su aporte de proteínas”, acota.

Recomendaciones

Entre los consejos  básicos  a seguir por una madre vegetariana, la profesional aconseja:

-Si tiene planes de embarazarse consulte con un nutricionista calificado.
-Prefiera ser ovo-lacto vegetariana, ya que disminuirá las probabilidades de tener deficiencias de nutrientes críticos.
-Consuma diariamente los alimentos básicos.
-Tome los suplementos indicados por su médico.
-Asegúrese no sólo de la “cantidad” de alimentos (energía), sino también de la “calidad” nutricional.

Hace hincapié en que “detrás de la voluntad de proporcionar una asesoría nutricional exitosa a una mujer en edad fértil o embarazada, debemos esforzarnos por respetar sus gustos, tradiciones y preferencias, siempre y cuando éstos sean beneficiosos  y no impliquen un riesgo para la salud del binomio madre-hijo”.
Queremos conocerte. Por favor, responde esta encuesta.
Redes sociales
Redes sociales

Buena Vida

Vea más notícias de último minuto

Cerrar

img