Buena Vida
Compartir | | Ampliar Reducir

Cómo corregir el bruxismo infantil

Si tu hijo aprieta los dientes, los hace sonar con frecuencia y esto le provoca múltiples dolores, es hora de visitar a un especialista y cambiar algunas malas costumbres en casa.

por:  La Segunda Online
martes, 14 de agosto de 2012

El bruxismo es el hábito de rechinar y apretar los dientes y puede ocurrir tanto de día como de noche.

Aunque también es común en la adultez, muchos niños con dientes de leche lo padecen a partir de los 2 años.

Si bien no se conocen sus causas exactas, se relaciona directamente al estrés, ansiedad, desajuste entre los dientes o alteraciones maxilofaciales, las que pueden ocasionar dolor de cabeza, oído, cuello, espalda y mandíbula, el desgaste de las piezas dentales, además de un sueño poco reparador, entre otras consecuencias.

El doctor José Miguel Obach, Ortodoncista de Clínica Obach y Guzmán asegura que “No siempre el bruxismo es un mal síntoma, ya que entre los 2 y 6 años es normal que los niños desgasten levemente sus dientes a través de los movimientos masticatorios normales. Esta actividad permite el crecimiento fisiológico de los maxilares y en caso de escucharlos rechinar de manera leve, sin ninguna de las consecuencias anteriormente descritas, está dentro de lo normal para el crecimiento máxilo facial. Sin embargo, si éste se acompaña de dolores u otras alteraciones, se debería acudir a un Odontólogo especialista en este tipo de patologías”.

¿Cómo tratar el bruxismo?

El tratamiento para el bruxismo patológico consta de 2 etapas. La primera busca proteger los dientes a través del uso de una placa removible para dormir, con el objetivo de evitar que se desgasten los dientes. Junto con ello, es muy importante hacer un detallado estudio de la oclusión dentaria y realizar a partir de éste los ajustes correspondientes. Por su parte, los padres pueden ayudar a mejorar ciertos hábitos, como evitar que sus hijos coman alimentos estimulantes (chocolate, bebidas colas y azúcar) antes de acostarse, además de propiciar un ambiente tranquilo antes de dormir, evitando juegos bruscos, la televisión y los videojuegos.

Aunque el bruxismo en edad infantil puede corregirse sin complejidad, es fundamental que los niños realicen su primera visita al odontólogo a los 4 años y luego prolonguen los siguientes controles cada 6 meses, para enseñarles los principios básicos de la higiene oral, además de los cuidados necesarios que éstos deben incorporar. De esta forma, se puede ayudar a prevenir y tratar este tipo de malos hábitos, así como a detectar otras afecciones y enfermedades.

Queremos conocerte. Por favor, responde esta encuesta.
Redes sociales
Redes sociales

Buena Vida

Vea más notícias de último minuto

Cerrar

img