Buena Vida
Compartir | | Ampliar Reducir

Bull Dog Inglés: La raza más propensa a desarrollar alergias en la piel

La falta de nutrientes los expone a sufrir dermatosis.

por:  La Segunda Online
miércoles, 27 de junio de 2012

No solo de huesos vive el perro...Y es que una alimentación incompleta puede producir desequilibrios que se manifestarán en su piel y su pelaje, ya que éstos son el primer reflejo de su estado de salud. Caída de pelo, falta de brillo y picazón constante son los primeros síntomas de lo que puede ser una dermatosis de origen nutricional, que más tarde se manifestará en prurito, descamación o urticaria recurrente.

Según indica la Enciclopedia de Nutrición Canina de Royal Canin, la piel, que se está renovando constantemente, moviliza gran parte de los macronutrientes y los micronutrientes aportados por el alimento. Un desequilibrio en el aporte de aminoácidos, ácidos grasos, vitaminas u oligoelementos altera las funciones de la barrera y de protección inmunitaria aseguradas por la piel, de manera que el perro se vuelve más sensible a las infecciones y desarrolla reacciones alérgicas con mayor facilidad.

Esto sucede especialmente en los perros Bull Dog Inglés, raza que se caracteriza por su piel arrugada, como si le quedara grande. Esta raza tiene predisposición a desarrollar dermatosis de origen nutricional, debido a una hipersensibilidad alimentaria, es decir, alergia a ciertos nutrientes.

“Cuando se da un desequilibrio en el aporte de ciertos nutrientes, como aminoácidos, ácidos grasos, vitaminas u oligoelementos, se alteran las funciones de la barrera inmunitaria de la piel, y el perro se vuelve sensible a infecciones”, advierte Denisse Paul, Médico Veterinario del Departamento Técnico de Royal Canin.

Las reacciones cutáneas deben llamar la atención de los amos y criadores, ya que se trata de síntomas que pueden corresponder a factores nutricionales. “El amo debe poner atención a lo que está consumiendo el perro, porque podemos estar en presencia de una dermatosis de origen nutricional”, advierte Paul.

Debido a esto, la alimentación del Bulldog Inglés debe estar cuidadosamente supervisada. Recientemente Royal Canin presentó un alimento especialmente formulado para esta raza, que incorpora vitaminas y aminoácidos, combinados con ácidos grasos esenciales que refuerzan la barrera cutánea por el aumento de la síntesis de las ceramidas.

“Una revisión constante de los pliegues de la piel del Bulldog, más una alimentación adecuada, mantendrán al perro sano y sin irritaciones”, señala la especialista.

Concursos de belleza

Cuenta la historia que el Bulldog desciende de los Molosos de Epiro, perros de guerra introducidos en Inglaterra por los navegantes fenicios. Cierta o no, en torno a esta raza se estableció el primer club de criadores, y en 1875 se publicó el primer estándar canino. Debe su nombre a que alguna vez fueron utilizados para combatir contra toros; en efecto, bull dog, en inglés, significa toro-perro. En 1835 se abolió esta cruel práctica, y actualmente se cría como animal de compañía.

El Bulldog Inglés se distingue porque camina con pasos cortos y rápidos, sobre la punta de sus pies, sin levantar aparentemente las patas traseras. Es el estilo que lo hace destacar en los concursos de belleza canina, donde se presenta como un perro potente y compacto.

El estándar del Bulldog Inglés determina que el macho debe medir entre 30 y 40 centímetros de altura, y pesar entre 24 y 25 kilos, mientras que la hembra, teniendo la misma talla, debe pesar entre 22 y 23 kilos.

Tras su fiera apariencia, esconde un corazón alegre. Su piel arrugada lleva a imaginar que está enojado, pero en realidad, se adapta a los niños y demuestra mucho cariño con sus amos.

Queremos conocerte. Por favor, responde esta encuesta.
Redes sociales
Redes sociales

Buena Vida

Vea más notícias de último minuto

Cerrar

img