Buena Vida
Compartir | | Ampliar Reducir

Mitos y verdades sobre la semilla de chía

Experta aclara dudas sobre el consumo de este producto vegetal de alto contenido de Omega 3.

por:  La Segunda Online
miércoles, 21 de septiembre de 2011

Se han desencadenado una serie de mitos entorno al consumo de la semilla de chía y sus propiedades, ya sea a través de publicidades o informaciones poco documentadas, o por medio de experiencias individuales que van pasando de boca en boca.

Por eso, la nutricionista del Departamento de Enfermedades Cardiovasculares de la UC, Carolina Chica, aclara algunos puntos que suelen confundirse o desconocerse sobre la fuente vegetal de mayor contenido de grasas Omega 3.

“La chía mexicana es la mejor” FALSO.

La semilla de chía se cultiva en diversos países sub-tropicales de América y Oceanía. Actualmente, sólo Australia y Bolivia tienen cultivos y producciones certificadas a gran escala y con altos contenidos de Omega 3.

“Con solo dos cucharadas se logran sus beneficios” VERDADERO.

En dos cucharadas de semilla de chía se obtienen cinco gramos de Omega 3 al día, que equivalen a medio kilo de pescado alto en ácidos grasos esenciales.

“Los diferentes tipos de semillas de chía poseen el mismo valor nutricional” FALSO.

A raíz de la ubicación geográfica de sus plantaciones, la chía Benexia es la única que mantiene su alto valor nutricional. De hecho, debido a sus propiedades y calidad certificada, es la única con autorización para entrar y comercializarse en la Unión Europea.

“El Omega 3 contribuye a la concentración de escolares y universitarios” VERDADERO.

El consumo habitual de Omega 3 asegura una mejor concentración de los niños y combate el déficit atencional, ya que este tipo de ácidos grasos son necesarios para el normal funcionamiento de los ojos y de la corteza cerebral, que es la región del cerebro que maneja las funciones superiores tales como el razonamiento y la memoria.

“Para que la chía libere sus nutrientes se debe mezclar con agua” FALSO.

Existen múltiples estudios que demuestran que el cuerpo puede absorber todos los nutrientes de la semilla de chía sin necesidad de remojarla. Esa costumbre proviene de una bebida Centro Americana llamada “Chía Fresca”, en la que se mezcla la chía con agua, azúcar y jugo de limón. Puede ser ingerida de diversas formas según el gusto del consumidor.

“El consumo regular de semillas de chía beneficia el funcionamiento del corazón y cerebro” VERDADERO.

Está demostrado a través de prestigiosos estudios que el Omega 3 vegetal reduce el colesterol sanguíneo y previene las enfermedades cardiovasculares. En Europa, la agencia reguladora de alimentos, EFSA, indica que este tipo de ácidos grasos son beneficiosos e indispensables para el buen desarrollo cerebral y, en Estados Unidos, están aprobados como alimentos  para mantener un corazón sano.

“El Omega 3 vegetal posee una calidad inferior al de origen marino” FALSO.

El Omega 3 vegetal posee innumerables beneficios y está comprobado que los ácidos grasos que provienen del aceite de la semilla de Chía se almacenan tan bien en el organismo como el del aceite de origen marino. Hoy muchos médicos la recomiendan a las embarazadas por sus beneficios para ellas y el feto.

“La semilla de chía tiene efectos anti cancerígenos” VERDADERO.

El Omega 3 vegetal de la semilla de chía disminuye las posibilidades de padecer cáncer en las personas, ya que sus propiedades antiinflamatorias, alto contenido de antioxidantes y fibra, permiten lograr un balance en la dieta alimenticia.

Queremos conocerte. Por favor, responde esta encuesta.
Redes sociales
Redes sociales

Buena Vida

Vea más notícias de último minuto

Cerrar

img