Buena Vida
Compartir | | Ampliar Reducir

Consideraciones para un uso eficiente de la energía en verano

DICTUC entrega algunas recomendaciones sencillas para aprovechar de mejor manera la energía al utilizar artefactos de climatización.

por:  La Segunda Online
miércoles, 26 de enero de 2011

Tradicionalmente, durante el invierno se suele hablar mucho sobre el uso racional de la energía para calefaccionar los hogares u oficinas. Sin embargo, en el verano se nos suele olvidar que para refrigerar también se pueden alcanzar altos consumos de energía si no se aplican ciertas consideraciones de uso eficiente. DICTUC, a través de su área Energía Sustentable, entrega algunas recomendaciones sencillas para que la energía que se consume para climatizar sea utilizada de manera eficiente.

En el caso de los hogares, los equipos más utilizados suelen ser los ventiladores, aún cuando en el último tiempo se ha ido masificando el uso del aire acondicionado y más recientemente, el uso de enfriadores de aire evaporativos.

En este sentido, el subgerente de Energía Sustentable DICTUC, Fabián Hormazábal, explica que “si bien los ventiladores suelen tener un consumo energético bajo (equivalente a una ampolleta de 60 W), hay que tener claro que este tipo de artefacto sólo genera una sensación térmica de “frío” gracias al movimiento el aire, lo que no es lo mismo que enfriarlo”.

El especialista agrega que los sistemas de aire acondicionado, en cambio, efectivamente producen un enfriamiento, pero con un consumo energético considerablemente mayor (equivalente a unas 15 ampolletas de 60 W). No obstante, este tipo de equipos permite generar condiciones de confort térmico de manera controlada y ajustada a las necesidades de los usuarios. Por ello que para hacer un buen uso de este tipo de equipos, es importante regular los termostatos que gobiernan su funcionamiento a una temperatura comprendía entre los 22°C a 23°C, ya que a niveles inferiores pueden generar un gasto innecesario de energía eléctrica.

El subgerente de Energía Sustentable DICTUC apunta además a otra consideración que puede sonar obvia, pero que muchas veces se olvida. “Siempre es importante recordar cerrar las puertas y ventanas cuando el aire acondicionado está en funcionamiento, de lo contrario el “frío” rápidamente se “escapará” al exterior”.

Asimismo, una recomendación importante es aprovechar las horas de menor temperatura externa, como pueden ser las tarde y las mañanas, para ventilar los hogares, con la precaución de evitar la radiación solar directa manteniendo las ventanas abiertas con las cortinas cerradas, cuando el sol esté de frente a la vivienda.

En el caso de los vehículos, durante el verano suele ocurrir que es inevitable estacionar los autos a pleno sol, por lo cual la temperatura del aire interior puede alcanzar fácilmente los 50°C. Ante esto, “es recomendable abrir las ventanas un par de minutos y luego encender el aire acondicionado. De esta manera, el aire caliente podrá salir, requiriéndose un menor consumo energético para refrigerar el interior del vehículo”, apunta el especialista DICTUC.

Buena Vida

Vea más notícias de último minuto

Cerrar

img